https://www.facebook.com/ifeltloveshop?fref=ts

Este blog nació sin ninguna pretensión, animada por amigos y conocidos. Me lo hizo en Diciembre de 2008 Eloy, un amigo de mi hermano Nacho.

Como ya vamos a cumplir seis años en unos días, pensé celebrarlo encargándole a María de I felt love, el dibujo de la cabecera.

Es un homenaje a la cocina de carbón de mis abuelos, a Blossom la perra de mi hermano Nacho, que comía todo lo que pillaba en la encimera y me echaban a mí la culpa hasta que un día comió calamares en su tinta y dejó las huellas por toda la cocina y entre que todo el mundo sabe que en mi vida probé un calamar en su tinta y que dejó la prueba del delito ya se creyeron que los otros robos no los había perpetrado yo.

Todas las recetas que hay publicadas las puede hacer cualquiera, si las hago yo, le salen a prácticamente todo el mundo.

Quiero daros las gracias a mis seguidores, a los que ponéis comentarios y a la gente que como Pedro el marido de mi amiga Rosa, cree que cocinando hago un bien a la humanidad.

Espero que os guste el cambio y seguís siendo bienvenidos a mi casa.

Seguidores

lunes, 30 de junio de 2014

SEMÁFOROS


- 250 grs. de mantequilla
- 150 grs. de azúcar glas
- 1 huevo
- pizca de sal
- 500 grs. de harina

- mermelada 
- la punta de una cucharadita de gelatina en polvo neutra
- azúcar glas.

Se mezcla la mantequilla con el azúcar y la sal. Se añade el huevo y se trabaja con cuchara de madera hasta que esté bien integrado todo. Se añade la harina y se amasa hasta hacer una bola. Se tapa con un paño durante media hora.
Se estira la mitad de la masa de 1/2 cm. de grosor, se cortan los círculos y se meten en el horno a 180ºC durante 20 minutos o hasta que dore. Se estira la otra mitad de la masa de 1/2 cm de grosor y con un descorazonador de manzanas se cortan tres agujeros. Se mete en el horno durante 18 minutos o hasta que dore. Hay que tener en cuenta que se hacen primero al faltarles masa.
Cuando enfrían, se calienta la mermelada, se le añade la gelatina y se revuelve hasta que se disuelva.
En la galleta que está entera se echa la mermelada con cuidado de no llegar a los bordes, se tapa con la de agujeros que habremos espolvoreado con azúcar glas.
Lo de echar gelatina a la mermelada es para que quede un poco más sólida y no se desparrame.

2 comentarios:

  1. Qué buena pinta! Las probé muy parecidas en Suiza hace años. A ver si me animo y las preparo en casa. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí, en Gijón, los tienen en muchas confiterías.

      Eliminar