https://www.facebook.com/ifeltloveshop?fref=ts

Este blog nació sin ninguna pretensión, animada por amigos y conocidos. Me lo hizo en Diciembre de 2008 Eloy, un amigo de mi hermano Nacho.

Como ya vamos a cumplir seis años en unos días, pensé celebrarlo encargándole a María de I felt love, el dibujo de la cabecera.

Es un homenaje a la cocina de carbón de mis abuelos, a Blossom la perra de mi hermano Nacho, que comía todo lo que pillaba en la encimera y me echaban a mí la culpa hasta que un día comió calamares en su tinta y dejó las huellas por toda la cocina y entre que todo el mundo sabe que en mi vida probé un calamar en su tinta y que dejó la prueba del delito ya se creyeron que los otros robos no los había perpetrado yo.

Todas las recetas que hay publicadas las puede hacer cualquiera, si las hago yo, le salen a prácticamente todo el mundo.

Quiero daros las gracias a mis seguidores, a los que ponéis comentarios y a la gente que como Pedro el marido de mi amiga Rosa, cree que cocinando hago un bien a la humanidad.

Espero que os guste el cambio y seguís siendo bienvenidos a mi casa.

Seguidores

jueves, 10 de julio de 2014

REFRESCO DE SANDÍA Y GINGER ALE




- 1,5 kg. de sandía sin piel ni pepitas
- 1 litro de ginger ale de la nevera
- 8 grs. de menta fresca más unas hojas
- 100 grs. de azúcar
- 130 c.c. de agua
- 130 c.c. de zumo de lima (o limón) 

Se ponen los 8 grs. de menta con 50 grs. de azúcar en un bol y se machacan para que la menta suelte el jugo. Se le añade la mitad del agua y se pone al fuego hasta que se disuelva el azúcar y se aromatice con la menta. Se cuela y la menta se  pone a triturar con la sandía, se le añade el zumo de lima las hojas de menta reservadas y se mete en la nevera a enfriar.
Con el resto de agua y el azúcar se hace un almíbar ligero, y se mezcla con el agua y el azúcar mentolados. Se mete en la nevera.
A la hora de servir se le echa hielo. En la foto no le puse hielo porque entre que hago la foto y compruebo si está más o menos bien se derrite el hielo y queda aguado.
En un vaso con hielo, echamos la sandía y rellenamos con ginger ale.
Se puede hacer una versión con alcohol con 250 c.c. de ron blanco que también se mete en la nevera. A la hora de servir se mezcla con la sandía. Se puede echar tónica en vez del ginger ale.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada