https://www.facebook.com/ifeltloveshop?fref=ts

Este blog nació sin ninguna pretensión, animada por amigos y conocidos. Me lo hizo en Diciembre de 2008 Eloy, un amigo de mi hermano Nacho.

Como ya vamos a cumplir seis años en unos días, pensé celebrarlo encargándole a María de I felt love, el dibujo de la cabecera.

Es un homenaje a la cocina de carbón de mis abuelos, a Blossom la perra de mi hermano Nacho, que comía todo lo que pillaba en la encimera y me echaban a mí la culpa hasta que un día comió calamares en su tinta y dejó las huellas por toda la cocina y entre que todo el mundo sabe que en mi vida probé un calamar en su tinta y que dejó la prueba del delito ya se creyeron que los otros robos no los había perpetrado yo.

Todas las recetas que hay publicadas las puede hacer cualquiera, si las hago yo, le salen a prácticamente todo el mundo.

Quiero daros las gracias a mis seguidores, a los que ponéis comentarios y a la gente que como Pedro el marido de mi amiga Rosa, cree que cocinando hago un bien a la humanidad.

Espero que os guste el cambio y seguís siendo bienvenidos a mi casa.

Seguidores

domingo, 21 de septiembre de 2014

TARTA DE HIGOS




Esta tarta quiero dedicársela a Dani y Alberto de INTECAT iStore Gijón por su amabilidad y su infinita paciencia con los ciberbobos  y analfabetos tecnológicos como yo.
Les llevé una a cada uno,  para agradecerles el tiempo que pasan explicándome las cosas que no entiendo y les gustó, así que esta va por ellos. 
Cada vez que cambio de móvil tengo problemas para sacarle partido, y eso que no pretendo sacarle todo el partido que tiene;  siempre que fui a la tienda a preguntar, me decían que leyera las instrucciones o que fuera  rabilando yo con el teléfono para aprender. Normalmente, las instrucciones cada vez vienen más escasas y menos claras, por lo menos, yo lo veo así. Pero llegas a INTECAT y te encuentras a dos tíos de lo más amable que te explican las dudas que tienes, y  sales de la tienda muy contenta. Yo suelo llevar papel y bolígrafo para ir apuntando y molestar lo imprescindible.  
Los que venden móviles, ordenadores, ipads... no se dan cuenta de la sensación de impotencia que nos causa a la gente a la que no nos gusta la tecnología,  el no saber manejarnos con ella,  y como no nos queda más remedio  que usarla,  la frustración es enorme. No os imagináis lo agradecida que estoy por lo bien que os portáis siempre conmigo, y no tengo palabras para daros las gracias,  así que, ahí quedan las tartas.  SOIS LO MÁS.



Masa

- 200 grs. de harina
- 50 grs. de almendra molida cruda
- 50 grs. de azúcar
- 100 grs. de mantequilla
- 1 huevo
- semillas de una vaina de vainilla o 1/8 de cucharadita de esencia
- 1 cucharada de agua fría?

- 8 higos grandes o 16 pequeños
- mermelada de higos pincha aquí
- azúcar glas
- mantequilla

Esta tarta la hice en tres versiones, grande, la original de la receta y mini. No hay foto de la grande porque voló antes de que pudiera coger la cámara, pero os hacéis a la idea. A los que os gusten los higos hacerla cuando haya gente en casa, porque trocito a trocito se acaba de una sentada. 
Se mezcla la harina, la almendra y el azúcar. Se le añade la mantequilla en trozos y mezclamos hasta hacer migas. Se le añade el huevo y 1/8 de cucharadita de esencia de vainilla si no tenéis vaina. Se amasa poco tiempo hasta hacer una bola. Si usáis las semillas, se ponen en la mesa y se van mezclando al amasar.
Enharinamos bien la mesa y cortamos dos redondeles de 20 cm. cada uno y de 1/2 cm. de espesor. Sobra masa, así que podéis cortar un par de ellos más pequeños de 10 cm. En una bandeja de horno se pone una hoja de papela para horno, encima se pone la masa, se cubre con otra hoja de papel de horno y le ponemos un peso encima del segundo papel para que no suba la masa. Se hornea 20 minutos a 170ºC. Se saca del horno, se le quita el peso, yo puse una fuente de horno que tengo para hacer brazo de gitano que es grande y no pesa demasiado, se le quita el papel de arriba y se deja enfriar unos diez minutos. Se echa mermelada encima de la masa procurando que no llegue muy al borde porque en el horno se licúa un poco y se puede desparramar mucho. Se cortan los higos en rodajas y se ponen sobre la mermelada. Se espolvorea con azúcar glas y se ponen unos trocitos de mantequilla por encima. Se hornea a 170ºC durante 15 ó 20 minutos más. Tiene que quedar dorada. Cuando enfría se espolvorea con azúcar glas.
La otra que hice fue de 30 cm.  y me dió para dos minis.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada