https://www.facebook.com/ifeltloveshop?fref=ts

Este blog nació sin ninguna pretensión, animada por amigos y conocidos. Me lo hizo en Diciembre de 2008 Eloy, un amigo de mi hermano Nacho.

Como ya vamos a cumplir seis años en unos días, pensé celebrarlo encargándole a María de I felt love, el dibujo de la cabecera.

Es un homenaje a la cocina de carbón de mis abuelos, a Blossom la perra de mi hermano Nacho, que comía todo lo que pillaba en la encimera y me echaban a mí la culpa hasta que un día comió calamares en su tinta y dejó las huellas por toda la cocina y entre que todo el mundo sabe que en mi vida probé un calamar en su tinta y que dejó la prueba del delito ya se creyeron que los otros robos no los había perpetrado yo.

Todas las recetas que hay publicadas las puede hacer cualquiera, si las hago yo, le salen a prácticamente todo el mundo.

Quiero daros las gracias a mis seguidores, a los que ponéis comentarios y a la gente que como Pedro el marido de mi amiga Rosa, cree que cocinando hago un bien a la humanidad.

Espero que os guste el cambio y seguís siendo bienvenidos a mi casa.

Seguidores

jueves, 6 de noviembre de 2014

DOBLAR SERVILLETAS (CAMISA ITALIANA)

Últimamente se lleva mucho mezclar vajillas, cristalerías y cuberterías, diferentes en la misma mesa. Y yo me puse a pensar que también se puede hacer con los manteles. No sé si a vosotros os pasa con las servilletas igual que con los calcetines que desaparecen misteriosamente sin dejar rastro. 
A mí me pasa y claro planchas un mantel y cuando vas a mirar no tienes bastantes servilletas y un día se me ocurrió poner servilletas de otra mantelería, porque no tenía bastantes a juego con el mantel y porque me hacía mejor contraste Aquí os pongo el resultado.







Dividimos la servilleta en tres partes. Doblamos la parte de arriba hasta un tercio de la servilleta.






Doblamos el tercio inferior de la servilleta hacia arriba.




Doblamos por la mitad hacia abajo la parte exterior de la servilleta.



Doblamos hacia abajo la mitad que acabamos de doblar para que se abra y así poder hacer lo mismo con el otro tercio de la servilleta.



Doblamos el tercio superior de la servilleta por la mitad hacia arriba.



Doblamos hacia arriba la parte de la servilleta que habíamos doblado hacia abajo.





Giramos la servilleta y doblamos la parte de arriba hacia abajo.




Le damos la vuelta a la servilleta y doblamos hacia adelante los picos que van a ser el cuello.




Para que no quede tan larga la camisa, yo le doblo un poco la parte de abajo hacia arriba.



Doblamos hacia arriba y colocamos bien los cuellos.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada