https://www.facebook.com/ifeltloveshop?fref=ts

Este blog nació sin ninguna pretensión, animada por amigos y conocidos. Me lo hizo en Diciembre de 2008 Eloy, un amigo de mi hermano Nacho.

Como ya vamos a cumplir seis años en unos días, pensé celebrarlo encargándole a María de I felt love, el dibujo de la cabecera.

Es un homenaje a la cocina de carbón de mis abuelos, a Blossom la perra de mi hermano Nacho, que comía todo lo que pillaba en la encimera y me echaban a mí la culpa hasta que un día comió calamares en su tinta y dejó las huellas por toda la cocina y entre que todo el mundo sabe que en mi vida probé un calamar en su tinta y que dejó la prueba del delito ya se creyeron que los otros robos no los había perpetrado yo.

Todas las recetas que hay publicadas las puede hacer cualquiera, si las hago yo, le salen a prácticamente todo el mundo.

Quiero daros las gracias a mis seguidores, a los que ponéis comentarios y a la gente que como Pedro el marido de mi amiga Rosa, cree que cocinando hago un bien a la humanidad.

Espero que os guste el cambio y seguís siendo bienvenidos a mi casa.

Seguidores

martes, 25 de noviembre de 2014

GALLETAS DE NAVIDAD DE TOMILLO










Puede os parezca que estas galletas tienen algo raro, como mezcla de colores en el azúcar, azúcar  que se sale de la galleta... pero son así por una buena razón, las hizo mi sobrino Iyán de 4 años. 

En la receta original, las galletas son cuadradas, pero en cuanto vió los cortadores navideños usó todo el repertorio.

Todos los que me conocen saben que desde que soy tía hace casi cinco años, ando babándome por las esquinas. Tengo dos sobrinos para comérselos, el problema es que el mayor no vive aquí y sólo lo veo en vacaciones, así que aprovecho a estar con el otro. Le dije a mi cuñada que en cuanto cumpliera cuatro años lo iba a ir enseñando a cocinar, y nada mejor que empezar con unas galletas navideñas con azúcar de colores. Pena de no haberle hecho una foto cuando vió que el azúcar era verde y rojo.
Yo le ayudé con la masa, le expliqué como estirarla entre dos guías y le corté una galleta para que viera cómo se hacía, el resto lo hizo él, es más me tuvo de pinche. Le dije que si se pegaba el rodillo había que echarle harina, se le pegó, y poniéndome el rodillo delante me dice "echa harina".
Lo primero es  colocar los imanes de la nevera.
 Lleva el mandil de facilísimo que gané en un concurso porque es negro como la capa de Batman, el gorro de cocina también es negro, tipo pirata.



















Hoy es el cumpleaños del padre de la criatura así que esta receta va por los dos. 
Gracias por haber hecho a alguien tan genial, aunque tuviste buena ayuda.

- 100 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
- 50 grs. de azúcar
- 165 grs. de harina
-  2 cucharaditas de ralladura de limón
- 1 cucharada de zumo de limón
- 1 cucharada de tomillo fresco picado, o 1cucharadita de tomillo seco
- azúcar de colores

Se bate la mantequilla hasta que esté esponjosa, se le añade el azúcar,  y se bate hasta que está bien mezclado. Luego añadimos el tomillo, la ralladura de limón y el zumo, mezclamos bien y echamos la harina. Yo para que el enano no manejase "maquinaria pesada, hice que bartiera la mantequilla con el batidor manual, le añadí la harina y después lo eché en la mesa y amasamos a mano. En realidad hay que ir echando harina y  batir, se mezlca como la mitad de harina con cuchara de madera.
Para que no se cansase le dije que yo hacía una bola y él otra y luego las juntábamos y me dice el tío "Tata, la mía está mejor".
Echamos harina en la mesa, estiramos la masa de 1/2 cm. de espesor y cortamos las galletas. Se espolvorean con el azúcar de colores y se meten en el horno a 190ºC 10 minutos hasta que doren por los bordes.

Cómo véis se pueden hacer con los niños, es una forma de entretenerlos estas vacaciones, sobretodo si llueve. Esta vez no le eché el tomillo ni la ralladura porque  tuve miedo de que le resultara un sabor extraño  y quería que sus primeras galletas le gustaran para que vea que la cocina es divertida y que se pueden hacer cosas ricas.
No sé cuántas salieron porque ni las dejó enfriar del todo, me dijo "Tata, las rojas están riquísimas, y las verdes también". De las cuadradas salen 19, con un cortador de 5 cm. de lado y tienen todos los ingredientes.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada