https://www.facebook.com/ifeltloveshop?fref=ts

Este blog nació sin ninguna pretensión, animada por amigos y conocidos. Me lo hizo en Diciembre de 2008 Eloy, un amigo de mi hermano Nacho.

Como ya vamos a cumplir seis años en unos días, pensé celebrarlo encargándole a María de I felt love, el dibujo de la cabecera.

Es un homenaje a la cocina de carbón de mis abuelos, a Blossom la perra de mi hermano Nacho, que comía todo lo que pillaba en la encimera y me echaban a mí la culpa hasta que un día comió calamares en su tinta y dejó las huellas por toda la cocina y entre que todo el mundo sabe que en mi vida probé un calamar en su tinta y que dejó la prueba del delito ya se creyeron que los otros robos no los había perpetrado yo.

Todas las recetas que hay publicadas las puede hacer cualquiera, si las hago yo, le salen a prácticamente todo el mundo.

Quiero daros las gracias a mis seguidores, a los que ponéis comentarios y a la gente que como Pedro el marido de mi amiga Rosa, cree que cocinando hago un bien a la humanidad.

Espero que os guste el cambio y seguís siendo bienvenidos a mi casa.

Seguidores

jueves, 26 de marzo de 2015

COLIFLOR CON AJADA Y BACALAO



- Una coliflor
- 4 dientes de ajo
- 8 cucharadas de aceite de oliva virgen
- pizca de pimentón de La Vera
- 6 lomos de bacalao desalado

Se pone a hervir agua con sal y se cuece la coliflor limpia y con los ramilletes cortados destapada para que no se ponga amarilla. Se escurre y se mantiene caliente.
Se enharina el bacalao y se fríe en aceite muy caliente. Se echan en una sartén las cucharadas de aceite y se doran los ajos en láminas. Se añade el pimentón, se le da unas vueltas fuera del fuego para que no se queme. Se vuelca esta mezcla en la coliflor y se coloca al lado el bacalao.

2 comentarios:

  1. Me encanta, un plato completo, sano y... delicioso :)
    Besinos.

    ResponderEliminar
  2. Mmmmmm... Este plato, todo lo que tiene de humilde, lo tiene de rico. Mi madre lo hacía por pascua, que nos juntábamos todos. Pero al ser fiesta, lo elaboraba algo más:

    Al bacalao le daba un hervor antes de rebozarlo. Entonces rebajaba con agua parte del caldo, y cocía en ello la verduras (en este caso, "blancuras", para que no nos quejáramos de comer tanto verde... Qué inocentes éramos): coliflor, patatas y lo blanco del repollo.

    Y a la ajada -eso sí, con cebolla pochada- le añadía un poco más del caldo, y también vino blanco y una cucharadita de vinagre.

    Yo esperaba más esa comida que la de Navidad. Qué recuerdos...

    ResponderEliminar