https://www.facebook.com/ifeltloveshop?fref=ts

Este blog nació sin ninguna pretensión, animada por amigos y conocidos. Me lo hizo en Diciembre de 2008 Eloy, un amigo de mi hermano Nacho.

Como ya vamos a cumplir seis años en unos días, pensé celebrarlo encargándole a María de I felt love, el dibujo de la cabecera.

Es un homenaje a la cocina de carbón de mis abuelos, a Blossom la perra de mi hermano Nacho, que comía todo lo que pillaba en la encimera y me echaban a mí la culpa hasta que un día comió calamares en su tinta y dejó las huellas por toda la cocina y entre que todo el mundo sabe que en mi vida probé un calamar en su tinta y que dejó la prueba del delito ya se creyeron que los otros robos no los había perpetrado yo.

Todas las recetas que hay publicadas las puede hacer cualquiera, si las hago yo, le salen a prácticamente todo el mundo.

Quiero daros las gracias a mis seguidores, a los que ponéis comentarios y a la gente que como Pedro el marido de mi amiga Rosa, cree que cocinando hago un bien a la humanidad.

Espero que os guste el cambio y seguís siendo bienvenidos a mi casa.

Seguidores

miércoles, 22 de julio de 2015

TARTA DE QUESO DE LUNARES



- 250 grs. de wafers de vainilla pincha aquí
- 85 grs. de mantequilla derretida
- 240 grs. de queso de ricotta
- 170 grs. de sour cream pincha aquí (con nata)
- 100 grs. de azúcar
- 3 yemas
- 2 cucharadas de agua
- 1 cucharada y 2 cucharaditas de gelatina neutra
- 170 grs. de nata
- 240 grs. de frambuesas
- 3 claras
- 75 grs. de azúcar
- azúcar para espolvorear

Se trituran las galletas, se mezclan con la mantequilla derretida y se cubre el fondo de un molde de 22,5 cm.
En un bol se echan el queso, la sour, el azúcar, las yemas y se bate hasta que quede suave. Tiene que estar a temperatura ambiente. 
Se ponen en un cazo la gelatina y el agua y se calienta hasta que se disuelva la gelatina. Se deja templar y se mezcla con el queso.
Se bate la nata, no mucho, lo justo para que engorde un poco. Se mezcla con el queso y la gelatina, se echa encima de las galletas y se mete en la nevera hasta que cuaje. 
Se desmolda con cuidado pincha aquí y se vuelve a guardar en la nevera.
Se baten las claras a punto de nieve con el azúcar hasta que queden brillantes, se añaden las frambuesas y revolvemos con cuidado para que se mezclen, pero sin que rompan las frambuesas. Cubrimos la tarta con el merengue, espolvoreamos con azúcar y quemamos con el soplete. Si no tenéis soplete se mete en el horno a 200ºC, sólo con el gratinador encendido, el la balda más alta que se pueda. Vamos mirando para que no se queme demasiado y la tarta no se caliente. En este caso vale más no desmoldar por si acaso. Una vez que está dorada la parte de arriba se guarda en la nevera y se desmolda una hora antes de servir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada