https://www.facebook.com/ifeltloveshop?fref=ts

Este blog nació sin ninguna pretensión, animada por amigos y conocidos. Me lo hizo en Diciembre de 2008 Eloy, un amigo de mi hermano Nacho.

Como ya vamos a cumplir seis años en unos días, pensé celebrarlo encargándole a María de I felt love, el dibujo de la cabecera.

Es un homenaje a la cocina de carbón de mis abuelos, a Blossom la perra de mi hermano Nacho, que comía todo lo que pillaba en la encimera y me echaban a mí la culpa hasta que un día comió calamares en su tinta y dejó las huellas por toda la cocina y entre que todo el mundo sabe que en mi vida probé un calamar en su tinta y que dejó la prueba del delito ya se creyeron que los otros robos no los había perpetrado yo.

Todas las recetas que hay publicadas las puede hacer cualquiera, si las hago yo, le salen a prácticamente todo el mundo.

Quiero daros las gracias a mis seguidores, a los que ponéis comentarios y a la gente que como Pedro el marido de mi amiga Rosa, cree que cocinando hago un bien a la humanidad.

Espero que os guste el cambio y seguís siendo bienvenidos a mi casa.

Seguidores

martes, 29 de diciembre de 2015

BOMBONES DE BERGAMOTA (EARL GREY TEA)




- 500 grs. de cobertura de chocolate
- 200 grs. de nata
- 12 grs. de earl grey tea (té de bergamota)
- 500 grs. de cobertura de chocolate

Se pone la nata al fuego, en cuanto hierve, se retira y se le echa el té dejándolo infusionar 10 minutos. Se cuela y se plasta bien el té para que suelte todo el sabor. Se pone la nata a hervir otra vez, se aparta del fuego y se le añade el chocolate en trozos. Revolvemos hasta que se funda.
Forramos el fondo de un recipiente con papel de horno y echamos el chocolate. Tiene que quedar de 1 cm. de grosor, si hace falta, se echa en dos recipientes. se deja a temperatura ambiente y se mete en la nevera 12 horas.
Se desmolda el chocolate y lo vamos cortando en cuadraditos del tamaño que queramos. En la foto hay tres tamaños.
Hay que cortarlos con un cuchillo caliente, para eso, se puede poner agua a hervir en un cazo y metemos el cuchillo, lo secamos y cortamos los bombones. Cuando esté frío, se vuelve a meter en el agua.
Derretimos los 500 grs. de cobertura y bañamos los bombones, los dejamos reposar en papel de horno y cuando estén a temperatura ambiente se meten en la nevera. Si fueramos confiteros profesionales tendríamos los aparatos adecuados y no haría falta retocar los bombones, pero como no es así, a mí me quedan restos de chocolate y lo que hago es cortar lo que sobra con el cuchillo caliente y listo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada