https://www.facebook.com/ifeltloveshop?fref=ts

Este blog nació sin ninguna pretensión, animada por amigos y conocidos. Me lo hizo en Diciembre de 2008 Eloy, un amigo de mi hermano Nacho.

Como ya vamos a cumplir seis años en unos días, pensé celebrarlo encargándole a María de I felt love, el dibujo de la cabecera.

Es un homenaje a la cocina de carbón de mis abuelos, a Blossom la perra de mi hermano Nacho, que comía todo lo que pillaba en la encimera y me echaban a mí la culpa hasta que un día comió calamares en su tinta y dejó las huellas por toda la cocina y entre que todo el mundo sabe que en mi vida probé un calamar en su tinta y que dejó la prueba del delito ya se creyeron que los otros robos no los había perpetrado yo.

Todas las recetas que hay publicadas las puede hacer cualquiera, si las hago yo, le salen a prácticamente todo el mundo.

Quiero daros las gracias a mis seguidores, a los que ponéis comentarios y a la gente que como Pedro el marido de mi amiga Rosa, cree que cocinando hago un bien a la humanidad.

Espero que os guste el cambio y seguís siendo bienvenidos a mi casa.

Seguidores

lunes, 11 de septiembre de 2017

TARTA ROCOCÓ DE CACAO





- 50 grs. de harina
- 50 grs. de harina de maíz (amarilla)
- 40 grs. de cacao
- 4 huevos
- 150 grs. de azúcar caster (la que molemos en casa)
- pizca de sal

Almíbar de café
- 100 grs. de azúcar caster
- 60 grs. de agua
- 2 cucharaditas de café soluble
- 60 c.c. de ron 

Relleno

- 70 grs. de azúcar
- 3 yemas
- 80 c.c. de ron
- 250 grs. de queso mascarpone
- 250 grs. de nata para montar

Glaseado

- 100 grs. de azúcar caster
- 60 grs. de sirope dorado
- 60 c.c. de ron 
- 1 cucharadita de café soluble
- 150 grs. de chocolate oscuro
- pistachos picados

Se tamizan las harinas con el cacao. Se baten las yemas con la mitad del azúcar hasta que engorden y queden amarillo pálido.
Se baten las claras con la sal a punto de nieve, añadimos el azúcar poco a poco y batimos hasta que queden brillantes. Vamos echando las claras en las yemas en tres veces con movimientos envolventes, añadimos la mezcla de harinas  y cacao de la misma manera y vertemos en un molde desmontable de 23 cm. con el fondo forrado con papel de horno. Se hornea a 180ºC durante 30 minutos.
Una vez frío lo cortamos en rebanadas finas como si fuera un pan.



En un cazo echamos los ingredientes del almíbar y hervimos hasta que está todo disuelto y bien mezclado. Se deja enfriar.

Para el relleno, ponemos en un bol las yemas, el azúcar y el ron y ponemos al baño María batiendo hasta que espese, retiramos del fuego, sacamos el bol, lo metemos en un recipiente de agua fría y seguimos batiendo hasta que quede a temperatura ambiente. Se mete en la nevara hasta que esté muy frío.



En cuanto está frío, se le echa el queso y se bate hasta que esté homogénea la mezcla, añadimos la nata montada hasta que hace picos fuertes. Batimos todo junto lo justo para que quede una crema consistente, no hay que pasarse para que la nata no suelte el suero.
Pintamos el fondo del molde del bizcocho con el almíbar y vamos colocando las rebanadas hasta que quede el fondo cubierto.
Es mejor pesar el bizcocho y dividirlo en tres, procurando que haya en las tres partes, trozos largos y cortos.
Pintamos con el almíbar el bizcocho que también conviene dividirlo en tres para no pasarnos emborrachando una capa y que luego no quede bastante para las demás.
Encima de la capa del fondo, echamos la mitad de la crema de queso, colocamos otra capa de bizcocho hasta cubrir la crema y pintamos con el almíbar, se echa el resto de la crema y cubrimos con el resto de bizcocho, pintamos esta última capa con el almíbar, cubrimos con film transparente y se deja en la nevera toda la noche.
Pasamos un cuchillo por el borde y quitamos el aro del molde. Colocamos la base del molde en un plato y glaseamos.



Para hacer el glaseado se pone en un cazo el azúcar, el sirope, el ron y el café, y se revuelve hasta que hierve, se retira del fuego y se añade el chocolate, se revuelve hasta que se derrite y se deja reposar unos minutos. Batimos con unas varillas y echamos encima de la tarta. No puede estar caliente para que no se deshaga la crema. Se espolvorea con pistachos picados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario